Club Náutico San Martín de los Andes CNSMA

Más cerca del comodato!

25.09.2015  ·  Gestiones

Luego de mantener sendas reuniones en las últimas semanas en las cuales fuimos informados tanto sobre la concreción de la mensura del predio como sobre algunas modificaciones que se incorporarían al comodato en elaboración, en la fecha se nos indicó que el expediente estaba pronto a ser enviado al Concejo Deliberante para su tratamiento.
El náutico aprovechó para enviar una nota en la cual dejaba asentados los aportes y observaciones que había expresado al Intendente Municipal, en la reunión mantenida el 16 de setiembre pasado, en atención a las modificaciones propuestas.
Se espera que la semana entrante sea remitido al Concejo Deliberante quien deberá, antes de darle tratamiento en el recinto, llamar a una audiencia pública para que los diferentes sectores de la comunidad puedan expresar su parecer sobre el mismo.

San Martín de los Andes, 25 de septiembre de 2015

Al Sr. Intendente
de la Ciudad de San Martín de los Andes
Mtro. Juan Carlos Fernandez
S_________________/______________D

De nuestra mayor consideración:
Tenemos el agrado de dirigirnos a Ud. a los efectos de adjuntar al expediente N° 0500322/08 que tramita la petición formulada por el Club Nautico San Martín de los Andes a un predio en la costanera, las observaciones y los aportes que le hemos manifestado en la entrevista mantenida en el Palacio Municipal el pasado 16 de setiembre de la que participaron también los señores funcionarios municipales, arq. Alberto Perez y lic. Gonzalo Salaberry.
Como recordará, la misma fue solicitada por la asociación para expresar la posición del club respecto de las modificaciones propuestas por el departamento ejecutivo al comodato en elaboración, de las cuales fuimos informados en sendas conversaciones mantenidas tanto con los funcionarios municipales del área de Deportes, Planeamiento Urbano y Gestión Ambiental, como con éstos y los representantes de los clubes Belgrano y Alianza Sur, los días 27 de agosto y 8 de setiembre, respectivamente.
En primer lugar, y en atención a algunas objeciones presentadas por las citadas organizaciones en dichas reuniones, dejamos asentada expresamente la propuesta y la voluntad de incorporar al comodato en elaboración dos clausulas adicionales que den garantías tanto a la comunidad en general, como a los asociados de esas organizaciones en particular, un acceso libre y no condicionado a las instalaciones y servicios que eventualmente podría gestionar el Club Náutico San Martín de los Andes en el futuro.
Por un lado, se sugiere incluir una clausula que obligue al comodatario a ofrecer la firma de convenios de reciprocidad con las asociaciones que lo requieran para que los miembros de los clubes firmantes puedan utilizar mutuamente sus respectivas instalaciones con el pago de la cuota social hecho a su propia entidad. De esta manera los vecinos que ya han consolidado un vínculo y una identificación con una determinada asociación local, no deberían renunciar a ésta para continuar o comenzar la práctica de actividades naúticas. Asimismo, se favorecerían los vinculos entre los socios de diferentes clubes de la comunidad y se lograrían prestaciones más eficientes por parte de éstos, al favorecer un uso más intensivo de sus respectivas instalaciones deportivas.
Por el otro, se sugiere, también, incorporar una clausula que establezca la regulación municipal respecto de los servicios ofrecidos por el comodatario, toda vez que los estaría ofreciendo como un único prestador en un espacio público cedido por el gobierno municipal con una finalidad social preestablecida, que es que recoge la asociación a la que representamos en este acto en su estatuto.
De esta manera, tanto los vecinos y los asociados de otras entidades como los miembros de la presente comisión directiva y las actuales autoridades municipales obtendrían y ofrecerían, respectivamente, la garantía de un acceso libre, abierto y regulado públicamente a las instalaciones que desarrollaría y gestionaría el comodatario durante el plazo establecido en el comodato con el fin facilitar las actividades náuticas en la ciudad.
Asimismo aprovechamos la presente, para dejar asentadas también, las observaciones a un eventual proyecto del departamento ejecutivo de remitir al Concejo Deliberante tres comodatos diferentes, atendiendo a los pedidos de cada una de las asociaciones, posibilidad que fue mencionada en las citadas reuniones.
En primer lugar, sostenemos que la limitada extensión del predio en condiciones de ceder (aprox. 4000 m2) no permitiría un desarrollo integral de ninguna de las tres asociaciones que, paradojicamente, utilizarían los limitados recursos disponibles y /o a gestionar para brindar por duplicado o triplicado un mismo tipo de instalaciones, sólo para satisfacer el deseo de ofrecerlas de manera autónoma y en exclusividad a sus propios socios. Cabe recordar que los ejemplos más cercanos en la zona, el Club Náutico Bariloche y el Club Andino Villa La Angostura (tiene una sede naútica que gestiona las instalaciones nauticas de la comunidad) disponen sus instalaciones náuticas y sus sedes sociales en predios costeros con superficies superiores a los 30.000 m2., lo cual nos da una idea de que la superficie total del predio es ya de por sí insuficiente para el desarrollo completo de una sola asociación naútica, acorde a la escala de nuestra comunidad.
Por este condicionamiento físico, por las caracteristicas y los costos de las instalaciones a construir y por la necesidad de hacer un aprovechamiento eficiente del escaso suelo disponible en el frente lacustre, es que consideramos que desde el estado municipal se debe favorecer la agrupación de la comunidad náutica alrededor de una sola asociación, para que ésta sea capaz de concentrar las capacidades, energías y recursos humanos y materiales que requerirá la construcción de las postergadas instalaciones nauticas deportivas de la ciudad, en lugar de favorecer a su atomización, fragmentando el predio. Concientes de la enorme responsabilidad que recaería en el eventual comodatario, es que el Club Náutico San Martín de los Andes, aprovechamos para reiterarlo, aspira a organizar un concurso nacional de ideas para definir el proyecto, una vez disponga del comodato.
En segundo lugar, sostenemos que esa asociación encomendada a concentrar los esfuerzos y aportes de la comunidad nautica local debe ser, por su origen, su historia, su trayectoria y su reconocimiento como tal por parte de la Prefectura, el Parque Nacional Lanin y la Municipalidad de San Martín de los Andes, el Club Náutico San Martín de los Andes. Reconocemos el legítimo derecho de todas las asociaciones de la comunidad a peticionar un predio para consolidar su desarrollo, pero no podemos dejar de señalar que tanto el Club Belgrano como el Alianza Sur, son asociaciones sociales y deportivas que realizan, entre otras y accesoriamente, alguna actividad náutica. Atender las peticiones al predio en cuestión presentadas por éstas, implicaría discriminar al resto de las asociaciones deportivas y sociales de la ciudad que, ante la posibilidad de acceder en igualdad de condiciones a un sector del mismo, podrían también aprovechar la oportunidad para solicitarlo formalmente. Atender a éstos y esos eventuales pedidos implicaría la fragmentación total de ese espacio y la dificultad de integrar armoniosamente ese espacio al diseño urbano, garantizando su uso comunitario con ese finalidad específica. Asimismo, la multiplicidad de actores en el mismo espacio dificultaría tanto a las autoridades públicas competentes en la materia como a la comunidad en general la posibilidad de distinguir el alcance de las responsabilidades de cada uno de ellas sobre las instalaciones y las actividades que alli se superpongan y requeriría de adicionales esfuerzos de coordinación entre las respectivas comisiones directivas para la toma de decisiones sobre cuestiones comunes.
En tercer lugar, sostenemos que, conforme nuestra opinión, el derecho a un predio en la costanera esgrimido por el Club Náutico San Martín de los Andes durante 29 años, y reiterado por nota n° 8501 F° 117 el 6 de octubre de 2014 con fundamentos históricos detalladamente explicitados y avalados por más de 800 vecinos, no debería ser equiparado al pedido de las asociaciones citadas.
En lo que refiere al Club Belgrano, si bien desarrolla actividades náuticas contínuas desde hace más de 10 años (aunque exclusivas de Kayak, y hasta el año 2003 enmarcadas en nuestra asociación), éste ya dispone de una sede en donde desarrollar su vida social. Por lo tanto, opinamos que el derecho esgrimido por el Club Náutico San Martín de los Andes a disponer de un predio en la costanera para desarrollar, entre otras instalaciones, su sede, no debería ser valorado en igualdad de condiciones al derecho esgrimido por el Club Belgrano a disponer de un segundo predio, en este caso, para desarrollar su subsede náutica.
En relación con el Club Alianza Sur, si bien realizó una muy limitada actividad nautica el verano pasado, esta asociación ha terminado su reconocimiento por parte de la DPPJ, recién en el mes de marzo de 2015. Conforme lo expresado por sus autoridades, las actividades planificadas (clases de handball y futbol, tango, refrigerio para niños y niñas, etc.) requerirán de un espacio mayor al que eventualmente pudieran acceder en la costanera y por tanto, en el futuro, deberán solicitar al municipio un nuevo predio. Por lo tanto, opinamos que el derecho esgrimido por el Club Náutico San Martín de los Andes durante sus 29 años de existencia a disponer de un predio en la costanera para desarrollar, entre otras instalaciones, su sede, no debería ser valorado en igualdad de condiciones al derecho esgrimido por el Club Alianza Sur a disponer de un primer predio a escasos meses de ser constituído formalmente, en este caso para desarrollar su subsede náutica, a la espera de un predio definitivo en donde desarrollar sus actividades sociales y deportivas.
Aprovechamos la presente también para dejar asentado que tanto algunos miembros del Club Alianza Sur como del Club Belgrano fueron informados, e invitados a participar, del proceso de regularización institucional iniciado en el 2010 en el Club Náutico San Martín de los Andes y posteriormente a integrar la presente Comisión Directiva. También fueron informados, al igual que el resto de la comunidad, de las gestiones llevadas adelante desde entonces para acceder al citado predio, fruto de las cuales se reactivó el expediente en cuestión. El mismo que, además de atender el derecho a petición formulado por la asociación, aspira también materializar el compromiso asumido públicamente por el municipio local de entregarlo luego de que la asociación consintiera el desmantelamiento de sus precarias instalaciones en el 2008, cuando se realizaron las obras de remodelación de la costanera local.
Dentro de la voluminosa documentación obrante en poder del Municipio para resolver sobre la cuestión, hemos observado que la solicitud realizada por el Club Alianza Sur se expresa en una nota de una carilla presentada en agosto pasado, apenas semanas antes de que la asociación por nosotros representada, se hallare, luego de un por demás demorado proceso e innumerables gestiones ante autoridades municipales, provinciales y nacionales, a las puertas de un principio de solución a un problema que arrastra desde el día de su constitución, el 5 de abril de 1986. Por otra parte, en el caso del Club Belgrano, no consta en el expediente ninguna solicitud expresa, por lo que imaginamos que a su pedido verbal se le ha dado un caracter formal y pese a no estar documentado, su petición ha sido atendida en igualdad de condiciones que la presentada por el Club Náutico San Martín de los Andes. Por la ausencia de dicha documentación en el expediente, no se ha podido acceder a los argumentos esgrimidos por ellas en su pedido, como así tampoco a la constitución de sus respectivas Comisiones Directivas, elementos éstos que sí están documentados y, además, son publicados en su web, en la petición del Club Náutico San Martín de los Andes. El acceso y la difusión de esta sensible información facilitan tanto a los decisores como a la comunidad toda, el conocimiento sobre la valoración de los fundamentos que hacen las autoridades públicas al momento de tomar una decisión tan importante como es la disposición de un espacio público, y despejan así, toda duda sobre la posibilidad de que la misma sea arbitraria o discrecional.
Lo hasta aquí expuesto, además de reiterar algunos de los incontrastables fundamentos históricos esgrimidos por nuestra asociación en anteriores presentaciones, resalta las diferencias en el estadío de madurez institucional de cada una de las asociaciones peticionantes. Por su prolongada trayectoria en la comunidad, el Club Náutico San Martín de los Andes ha podido capitalizar los aprendizajes resultantes de los aciertos y equívocos de las acciones llevadas adelante por sus sucesivas comisiones directivas y los asociados a lo largo de su historia. En el caso de comisión directiva que asumió el 28 de junio de 2014, ello se ha expresado en una gestión en donde la transparencia activa, la facilidad para acceder a la información de la asociación y la promoción de la participación informada de sus socios ha buscado recuperar la confianza de la comunidad y las autoridades para potenciar las gestiones y las actividades propuestas. En los hechos, ello se manifiesta en las treinta y nueve reuniones de comisión directiva y tres asambleas generales llevadas adelante desde entonces, cuyos ordenes del día, lugar, fecha y hora de realización y consecuentes actas han sido publicadas antes y despues, respectivamente, en la página web; las cuales son realizadas en espacios públicos (bibliotecas de escuelas o populares), son abiertas y contemplan la posibilidad de que vecinos y asociados las presencien o participen con su opinión. Esa oportunidad, entre muchos otros, ha sido aprovechada por los representates tanto del proyecto de iniciativa privada impulsado por empresarios y profesionales locales el pasado año, como de las asociaciones civiles antes citadas, para dar a conocer sus propuestas y recibir personalmente nuestros pareceres, ocasiones que fueron aprovechadas por nosotros para invitarlos a incorporarse a este club que, temporaria y circunstancialemente hoy, tiene a los abajo firmantes como los responsables ante quienes los precedieron en sus funciones y ante quienes los sucederán en un futuro próximo, como los defensores de sus derechos.
Si otro particular, aprovechamos para saludarlo con nuestra más distinguida atención





Roberto Alonso Pablo David Saad
Vicepresidente Secretario
0294154210252
contacto@CNSMA.com.ar
Skype: Clubnauticosma

comments powered by Disqus
COLABORADORES
Isaias Miciu Cautivar Imprenta y Carteles AIRdesign