Club Náutico San Martín de los Andes CNSMA

Bienvenidos al Club Náutico San Martín de los Andes!

28.08.2014  · 

Hasta tanto nos restituyan un predio en la costanera del lago Lácar para construir nuestra sede y demás instalaciones náuticas y deportivas, como las tuvimos hasta su desmantelamiento en el 2008 durante veintiocho años, este portal es el único lugar en donde podemos recibirte y darte la bienvenida.

A través de este portal te podrás informar acerca de las gestiones mantenidas y sus resultados; te invitaremos a participar de las acciones o campañas que llevaremos adelante para concretar nuestros objetivos; podrás manifestarnos tus propuestas, objeciones, comentarios y sugerencias.
Podrás presentar tu solicitud de socio y una vez obtengas la aprobación, imprimir tu carnet y saldar las cuotas sociales a través de una plataforma que te ofrecerá una multiplicidad de opciones de pago (tarjetas de crédito, redes link y banelco, rapi pago, etc.); a través de una clave podrás acceder a tu cuenta en donde podrás ver tus pagos o deudas.
Podrás acceder a los contenidos de las actas de las reuniones que semanalmente mantienen los miembros de la Comisión Directiva.
Podrás visitar una galería de fotos, para lo cual te invitamos a que remitas álbumes para poder incorporarlos y así ampliarla.

En un futuro próximo esperamos incorporar tanto datos meteorológicos instantáneos generados por una estación local como imágenes de la costa, para que puedas evaluar las condiciones de navegación en la bahía del lago Lácar antes de planificar tus salidas. Ambas acciones tienen gestiones iniciadas.
También tenemos previsto incorporar una sección de compra / venta / permuta a la accederás con tu clave.
Prevemos, además, incorporar una sección que promocione los cursos que lanzaremos antes del verano en diferentes disciplinas náuticas (vela, kayak, buceo y remo es nuestro objetivo), cuyos contenidos programas, actividades, trámites administrativos y pagos estarán disponibles por esta vía.
Asimismo, nos gustará comenzar a constituir un anuario virtual del Club Náutico, para lo cual invitamos a los socios a enviar relatos de diferentes travesías, expediciones, competencias o experiencias náuticas que deseen compartir con la comunidad.
Finalmente, para incrementar la transparencia, publicaremos tanto la agenda de trabajo y los datos de los miembros de la Comisión Directiva, como los estatutos y memorias y balances aprobados.
A esos mismos efectos, invitamos a los que lo desean a asistir a las reuniones de Comisión Directiva que se realizan los Martes en la Imprenta Cautivar, Av Koessler 1800, entre las 20,00 hs y 21,30 hs.
Las reuniones de los últimos jueves de cada mes contemplan un tiempo para evacuar dudas, compartir inquietudes, hacer aportes o requerir información adicional; favor de anticiparnos tu visita para incorporarlo en el orden del día.



¿Por qué asociarme?

Con veintiocho años de presencia en el lago y treinta de existencia jurídica, el club hoy carece de predio, sede, materiales e instalaciones.
Solo con el aporte de todos podremos cambiar el rumbo de nuestra historia.
Te invitamos a Festejar el 30° aniversario del club cumplido el 5 de abril de 2016 en un asado a la canasta!

Un poco de historia

En el marco del programa el Mar nos Une, la Armada Argentina donó en 1981 a la Municipalidad de San Martín de los Andes, seis embarcaciones tipo Pampero y una lancha de apoyo, con el fin de que se iniciara el dictado de cursos de navegación a vela y se promueva la actividad en la localidad.
Como consecuencia de ello, en 1982 el municipio creó la Escuela Náutica Municipal y construyó su sede provisoria en la costanera del lago Lácar, a pocos metros al sur del muelle comercial. El carácter provisorio de la sede lo determinaba tanto la precariedad de sus instalaciones originarias como el hecho de que su piso estaba ubicado por debajo de la cota del nivel superior de las aguas del Lácar, lo que provocaba recurrentes inundaciones de su interior. Por otra parte, su locación, cercada por el lago, el viario público, el muelle y la playa, impedían la anexión de nuevos espacios para mejorar e incrementar servicios.
Atento a esas fuertes restricciones de origen, el municipio elaboró un proyecto para construir la sede y demás instalaciones definitivas en las proximidades del inicio de la ruta de los Siete Lagos (RN 40).
Dicha obra, que constaba de un muelle con rampa de hormigón armado, se licitó, adjudicó e inició en 1983; la misma fue financiada por el gobierno nacional pero en 1984 el contrato con la empresa constructora fue rescindido y la obra quedó inconclusa.
En 1986 y ante el pedido expreso de las autoridades municipales, un grupo de vecinos creó el Club Náutico San Martín de los Andes (Pers. Jurid. N°3220 / 86) al cual el municipio donó en 1987 el material anteriormente recepcionado (aunque su gestión de hecho era anterior), delegando en éste las tareas antes desarrolladas por la Escuela Náutica, que el municipio disuelve y fusiona en la asociación.

Sin embargo, el acto de donación no contempló la cesión o el permiso de uso en comodato de la obra construida para prestar servicios náuticos a la localidad, lo cual fue solicitado por el club entre 1987 y 1989 en numerosas entrevistas personales con funcionarios ejecutivos y formalizadas en cinco notas dirigidas a autoridades municipales ejecutivas y legislativas. La negativa a cederlo se basó en que se había iniciado un estudio integral del área costanera que lo contendría.
En 1989, luego de una entrevista con funcionarios municipales y a pedido de las mismas, el club presentó un primer proyecto de ampliación de instalaciones a ubicar en el citado muelle inconcluso.
En 1992, el departamento ejecutivo municipal presentó el proyecto de planificación del Parque Costanera que, desconociendo la presencia del club en el área, lo excluía de su desarrollo. En el mismo, se preveía la gestión privada de los servicios náuticos a partir de la licitación para la construcción y posterior explotación de un Puerto Náutico Deportivo, toda vez que se informó que el permiso precario que disponía el club caducaría al concluirse la mencionada obra.
Ante el reclamo del club por una medida que hubiera significado su extinción, el Concejo Deliberante aprobó y el poder ejecutivo promulgó en 1992, la ordenanza 831 que exigía "la inclusión en el pliego licitatorio de una reserva de terreno destinado expresamente al Club Náutico local para la construcción de su sede"

Pese a la vigencia de la citada normativa, en 1993 el municipio y la Administración de Parques Nacionales acordaron el llamado a licitación para la construcción y posterior explotación de un puerto deportivo a construir en el sitio en donde se disponía el muelle rampa, excluyendo del proyecto al club, luego de que éste participara en las reuniones de la Comisión de Seguimiento del Proyecto Costanera, al que había sido invitado por petición de otras organizaciones comunales.
La licitación quedó desierta en los dos llamados que se realizaron durante 1993.

En 1994 y ante nuevos y reiterados pedidos del club, el municipio aceptó ceder el mencionado muelle al club y un frente de costa del 90 metros, para lo cual lo invitó a presentar un proyecto para la construcción de sede e instalaciones en él. A partir de ello el club re elaboró y amplió el proyecto presentado en el 1989 lo ingresó para su tratamiento con los antecedentes, la memoria técnica, el detalle de características constructivas y los planos correspondientes, todo lo cual fue enviado con copia al Concejo Deliberante.
Ante la falta de respuesta a la citada presentación y a pesar de las consultas hechas a los funcionarios sobre la necesidad de incorporarle eventuales correcciones al mismo, el expediente nunca fue devuelto con observaciones u objeciones. En 1996 se reiteró el tratamiento de su proyecto presentado ante el anuncio público de funcionarios municipales de que mismo sería afectado a otros fines, a lo que no se obtuvo respuesta.
Finalmente en 1998 la municipalidad ordenó la demolición de la mencionada obra desalentando todo futuro desarrollo del club en ese sector del lago.
Ante la falta de respuestas obtenidas del departamento ejecutivo, en 1999 el club solicitó al Concejo Deliberante que se arbitraran los medios para implementar la orza. 831 y se asignara un predio en la costanera del lago en el cual el club pudiera construir su sede definitiva, realizar la necesarias inversiones e incrementar la calidad y la cantidad de los servicios náuticos a la comunidad.
Entre el 2001 y el 2003, el club transitó un período de acefalía, toda vez que los miembros de la Comisión Directiva fueron renunciando; el club funcionó de manera auto gestionada con el trabajo voluntario de algunos de sus socios pero no se realizaron gestiones formales para acceder un predio.
La nueva comisión directiva en 2004 retomó nuevas conversaciones con funcionarios municipales, luego de las cuales el entonces intendente municipal anunció públicamente las gestiones iniciadas con las autoridades del Parque Nacional para trasladar las sedes de la Prefectura Naval Argentina y del club al sector comprendido entre el A° Pocahullo, la planta de tratamiento de líquidos cloacales y el faldeo del Curruhuinca. En virtud de ello el club comenzó el diseño de un nuevo proyecto para su desarrollo en el citado sector.
La confirmación de la cesión del predio fue ratificada en reunión protocolar en 2006 mantenida con autoridades municipales, del Parque Nacional Lanin y de la Prefectura Naval Argentina en la cual se informó el anteproyecto de la obra de remodelación de la costanera lacustre a ejecutar a partir del siguiente año.
En el 2007 y a petición de las autoridades del Parque Nacional Lanin, el club presentó un nuevo proyecto (el tercero) para la construcción de su sede y demás instalaciones náuticas y sociales en el predio informado previamente.
Ante la inminencia del cambio de autoridades ejecutivas municipales, el mismo se presentó también a las autoridades electas.
En el 2008, se club accedió a la petición del Departamento Ejecutivo Municipal de retirar el material náutico de su sede (construida para un uso provisorio en 1982 como se ha mencionado) para proceder con el desmantelamiento de la misma con el fin de avanzar con las obras en ejecución, reiterando su compromiso de gestionar la cesión del predio comprometido.
Ante la desaparición de su sede, la actividad náutica continuó desarrollándose de manera autónoma y algunos miembros de la Comisión Directiva presentaron la renuncia.
En el 2008 se inició otro período de acefalía en el club que se pudo culminar recién en el 2014, pese a que las gestiones se habían iniciado en el 2010.
En el 2010, las autoridades municipales y del Parque Nacional Lanin firmaron un acuerdo para licitar y adjudicar, nuevamente, la construcción y posterior explotación de una marina náutica en el sector en donde doce años atrás se había demolido el muelle rampa. El anteproyecto presentado no contemplaba al club y reflotaba la idea de crear una Escuela Náutica Municipal. Pese a la decidida iniciativa de los funcionarios de ambos organismos competentes por concretar la obra, el pliego no se confeccionó y consecuentemente la obra no se licitó ni ejecutó.
En abril de 2014, el Ministro de Turismo y el Intendente Municipal en sendas apariciones públicas anunciaron el acuerdo de la Administración de Parques Nacionales y de la Municipalidad de San Martín de los Andes para impulsar la construcción de una Marina Náutica bajo el sistema de iniciativa privada.
Luego de regularizar la situación institucional, las nuevas autoridades del club mantuvieron entrevistas protocolares con las autoridades del Parque Nacional Lanin, la municipalidad local y la delegación de la Prefectura Naval Argentina.
En las mismas, realizaron la presentación formal de autoridades, expresaron el objetivo de obtener la posesión o comodato del predio prometido en la costanera del lago Lacar para radicar alli su sede e instalaciones definitivas y manifestaron su preocupación por el proyecto informado escuetamente por los medios referido al emprendimiento náutico privado.


Entonces, por qué asociarte?

Porque es necesario.
Si realmente deseamos cumplir con el desafío que nos hemos impuesto y al que te invitamos, de recuperar un predio en el lago para construir nuestra sede definitiva y sus instalaciones, necesitaremos el aporte, el apoyo y las ideas de todos aquellos a los que les interesa el desarrollo y la promoción de actividades náuticas, deportivas y sociales, gestionadas por nuestra asociación.
Porque en un club la fortaleza no está en su Comisión Directiva, sino en sus socios.
Los frutos de una gestión son diferentes si quien la realiza habla en nombre de una Comisión Directiva avalada por un sello que si lo hace en nombre de un conjunto de personas cuyos intereses han sido afectados y por tanto facultaron a ésta para revertir la situación.
Porque estamos convencidos de que podemos alcanzar nuestra meta.

comments powered by Disqus
COLABORADORES
Isaias Miciu Cautivar Imprenta y Carteles AIRdesign