Club Náutico San Martín de los Andes CNSMA

Ante la negativa de Concejo a realizar el llamado a Audiencia Pública, necesitamos que mañana nos acompañes al Concejo Deliberante para exigir una respuesta formal.

28.10.2015  ·  Gestiones

Luego de remitir una nota formal dirigida al presidente del Concejo Deliberante y otras once cartas personales entregadas a cada uno de los concejales, en las que solicitamos que se realizara el llamado a Audiencia Pública para debatir el comodato remitido por el departamento ejecutivo, y tras tres jornadas consecutivas en las cuales su comisión directiva en pleno esperó a la puertas del recinto una resolución favorable, el sr. Julio Obeid informó en los medios que el cuerpo se abstendría de realizar el llamado sin explicitar los fundamentos de tal decisión.

Transcurridos 29 años de vida institucional, esta nueva negativa a atender el pedido de un predio, formalizado en esta última ocasión en un documento de 86 folios, 816 firmas, y 17 avales de asociaciones locales y nauticas del país, nos coloca a las puertas de un decisión trascendental: continuar el reclamo por vía judicial o hacer un llamado a asamblea extraordinaria para evaluar la posible disolución de la asociación.
Fuimos los vecinos quienes asumimos el desafío de desarrollar y promover las actividades náuticas en la ciudad y creamos una asociación que recogió el legado que el mismo municipio nos entregó al disolver la escuela náutica municipal en 1986. Han sido las sucesivas administraciones municipales, los ocho intendentes y las decenas de concejales, los que han decidido que ello se haga en ausencia de un predio. ¿Por qué motivo deberíamos pensar que las nuevas gestiones ante las próximas autoridades tendrían un curso diferente? ¿Qué sentido tiene mantener una personería jurídica, cobrar las cuotas sociales, organizar actividades si resulta evidente la decisión de las autoridades públicas de que el club no tenga un predio, por tanto no pueda dar servicios y consecuentemente deje de existir como prestador náutico en la ciudad?
En las reiteradas notas que elevamos, hemos expuesto la evidente discriminación de la que fuimos objeto a lo largo de su historia en los numerosos pedidos. Es evidente la clara diferencia que ha distinguido a nuestros reiterados y fundados pedidos de predio, si se los compara con el tratamiento que han recibido las peticiones realizadas por todos los clubes náuticos de la provincia, la región y el país que, gracias a que han sido atendidos, hoy ofrecen servicios náuticos en centenares de ciudades de la Argentina desde hace años. Por el otro lado, también resulta notoria la discriminación padecida por el náutico si se lo compara con el favorable tratamiento que han recibido las peticiones realizadas por las decenas de asociaciones, entidades y particulares que, luego de hacer sus gestiones, hoy desarrollan las más diversas tareas en diferentes sectores de la ciudad gestionando bienes o inmuebles públicos.
Pero, si nos concentramos en lo que refiere al predio en cuestión, nos gustaría destacar otra discriminación, en esta caso positiva, en favor de un actor que expresó interés en promover un desarrollo privado en el sector comprometido desde el año 2003 al club, que fue conocido el último año. Bastó que un ciudadano invocara su derecho a presentar un proyecto por iniciativa privada sobre ese mismo predio para que una decisión referida a un petición desatendida durante décadas, quede subordinada a una definición previa sobre ésta.
¿Cómo reaccionaría la comunidad si luego de 29 años de gestiones llevadas adelante por un grupo de vecinos en procura de obtener un predio para construir un barrio de viviendas, los concejales decidieran postergar nuevamente una definición al respecto, aduciendo que primero deben tratar el expediente de un ciudadano que, en su legítimo derecho de presentar una iniciativa privada, ofrece desarrollar un barrio privado en el mismo sitio? ¿Cómo se explica la decisión de supeditar una resolución sobre una petición fundada y presentada que lleva décadas esperando una respuesta, al previo tratamiento de una petición presentada en el último año por un solo ciudadano? ¿No debería, acaso, invertirse la prioridad de la atención de los expedientes atendiendo a la antigüedad de cada petición, para garantizar que la decisión que se tome (cualquiera se ella) se ajuste a derecho?
Las tres discriminaciones descriptas (las unas en detrimiento de una asociación, la otra en favor de un ciudadano) son verificables por los documentos obrantes en los expedientes en manos de los concejales y por tanto les solicitamos por escrito los fundamentos por los cuales se niegan a realizar el llamado a audiencia pública para debatir comunitaria, abierta y transparentemente este asunto, para no tener que pensar que se trata de una decisión arbitraria que consagraría un acto de injusticia en nuestra comunidad.
Por eso te convocamos y pedimos nos acompañes en este pedido
No son los fuertes intereses de los pocos los que permiten que consagren las injusticias en una comunidad, sino la indiferencia y el desinterés de los muchos

comments powered by Disqus
COLABORADORES
Isaias Miciu Cautivar Imprenta y Carteles AIRdesign